10 tips para ayudar a tu hijo en su primer día de guardería

6/29/19

Que tu pequeño comience a asistir a la guardería o al jardín de niños es un cambio muy importante que siempre nos genera emociones mezcladas: no importa si se trata de un bebé de pocos meses, o de un niño que ya ha cumplido los tres años. ¡Es normal que al principio te cueste separarte de él! Sin embargo, de tu actitud depende en gran medida que la adaptación se produzca de manera exitosa. Aquí te dejamos 10 tips para ayudar a tu hijo en su primer día de guardería, para que puedas acompañar a tu hijo en esta nueva etapa.

  • Ponle palabras

Aún si tu pequeño es un bebé que todavía no ha dicho su primera palabra, es fundamental que le hables y que siempre pongas lo que sucede en frases sencillas. Hay que decirle siempre la verdad: por ejemplo, contarle que dentro de unos días, comenzará a pasar algunos ratos en este lugar al que van muchos otros niños, que allí lo cuidarán muy bien, que aprenderá cosas divertidas, y que tú pasarás por él todos los días después de trabajar. No solamente el niño comprende más de lo que te imaginas, sino que poner lo que ocurre en palabras te ayudará a ti misma a tomar perspectiva de la situación y a afrontar las cosas con mayor tranquilidad.

  • Hazlo partícipe

Es bueno que tu hijo sienta que ir a la guardería no es únicamente algo que le viene impuesto, sino que él también pueda tomar algunas decisiones y participar de los preparativos. Por ejemplo, puede acompañarte a comprar los elementos necesarios, elegir su morral o maleta con sus personajes preferidos, guardar su vasito, manifestar preferencia por los alimentos que lleve en su lonchera, o llevar alguno de sus juguetes preferidos (aunque esto es mejor consultarlo con la maestra o cuidadora primero).

  • Llévalo a conocer el lugar (y si es posible, a su maestra)

Lo ideal es que tu hijo vaya un día acompañado por ti, con la seguridad que le dan tus brazos y su presencia, antes de quedarse solo en un lugar desconocido. Muéstrale cuánto espacio tendrá en la guardería para jugar, moverse y descubrir cosas nuevas. Entusiásmalo con los juguetes que haya y, de ser posible, saluda también a quien será su maestra, para que él perciba que se trata de una persona que cuenta con toda tu confianza.

  • A dormir, ¡temprano!

Madrugar es uno de esos hábitos que generan mucha resistencia en los niños que tienen que ir a la guardería, al jardín o a la escuela. Pero también es algo a lo que nos acostumbramos con el tiempo. Lo ideal es que varias semanas antes de que tu hijo empiece la guardería, lo acostumbres a despertarse temprano. Eso implica que para que descanse lo suficiente deberás adelantar la hora de dormir. ¡Lo agradecerás muy pronto!

  • Transmítele seguridad

Si los adultos se sienten seguros, los niños también. Es fundamental que estés tranquila con la decisión tomada, con el establecimiento elegido, que confíes en las personas que quedan a cargo de tu hijo. De esa manera, el pequeño se adaptará muy pronto. Aún si llora en el momento de separarse, no dejes de despedirte cuando te vayas, con cariño pero con firmeza, asegurándole que estará bien y que volverás por él más tarde. Es normal que a ti te genere angustia y dudas dejarlo bañado en lágrimas, pero quédate tranquila: ¡la mayoría de los niños deja de llorar en pocos minutos una vez que la mamá se marcha!

  • Comunicación con el establecimiento

En relación con el punto anterior, para que puedas confiar plenamente en la guardería elegida, en las cuidadoras y en las autoridades, es fundamental que la comunicación sea fluida, que no temas hacer todas las preguntas necesarias, que estés al tanto de las actividades de tu hijo y que puedas tener un trato directo con quienes pasan tanto tiempo cuidándolo. Procura asistir a las entrevistas pautadas así como a las reuniones de padres, y recuerda mirar siempre el cuaderno de comunicaciones.

  • Sé puntual al llevarlo y al recogerlo

Para tu pequeño puede ser muy angustiante que sea la hora de la salida, que todos los padres pasen a recoger a sus amigos y que tú no estés ahí, aún si solo tiene que esperarte cinco minutos. Por eso, procura cuidar mucho la puntualidad. También vale a la hora de la entrada, ya que un niño que llega tarde encuentra al grupo ya sumido en una actividad, él la interrumpe, y así a todos les cuesta más comenzar la jornada.

  • En lo posible, que siempre lo lleve la misma persona

Lo ideal es que la adaptación del niño a la guardería se dé progresivamente, y no que de un día para el otro pase todo el día separado de sus padres. Por eso, si no tienes la posibilidad de un regreso gradual a tu empleo, lo mejor es que durante las primeras semanas pidas ayuda a alguna abuela o una tía de confianza, que sea esta persona quien se encargue de ayudar a tu hijo a adaptarse y que, de ser posible y necesario, permanezca con él algunos ratos en la sala.

  • Ten mucha paciencia

Para tu hijo representa un esfuerzo grande aprender a separarse de ti, y desarrollar un nuevo vínculo de apego con sus cuidadoras. Es normal que manifieste resistencia, ya sea en forma de llanto, berrinches, enojos, o que no quiera que lo alces en brazos cuando pasas por él por la tarde. Algunos niños también presentan modificaciones en sus hábitos de comida y sueño. Procura comprenderlo, darle afecto incondicional y contención, sabiendo que todo esto es parte de un mismo proceso y que pronto las cosas volverán a acomodarse.

  • Valora sus logros

A medida que transcurran los días y tu hijo dé algunas señales positivas, aliéntalo con entusiasmo. Felicítalo si un día puede despedirse de ti sin llorar (no lo regañes si al día siguiente llora de nuevo), o si la maestra elogia su comportamiento al compartir un juguete o por quedarse sentado para la merienda.

 

La guardería y el jardín de niños son mucho más que lugares de cuidado infantil. Con educadoras especializadas, tu hijo ganará en experiencias, adquirirá seguridad en sí mismo y sabrá que puede sentirse querido y cuidado aún si tú no estás permanentemente a su lado. ¡Te deseamos muchos éxitos en esta etapa de su crecimiento!

 

Por Mariana del Rosal, junio de 2019 en colaboración con Locosbajitos.co

Dejar un Comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deberán ser aprobados antes de ser publicados