Cargadores, fulares, bandoleras: Beneficios del porteo de bebés

6/27/19

¿Sabías que los primates necesitan contacto continuo con sus madres por largos periodos de tiempo? ¿O que los canguros transportan a sus crías en el marsupio, después de nacer casi en estado fetal, y completan su desarrollo extrauterino en esa bolsita que está justo al lado de las glándulas mamarias? Los bebés humanos, en este sentido, no son tan diferentes del resto de los mamíferos.

El porteo es un sistema de transporte del bebé que asegura contacto permanente entre el bebé y el adulto cuidador (generalmente su madre) y que, con los dispositivos adecuados para que se realice de forma segura, ofrece innumerables beneficios.

Su origen se remonta a nuestros antepasados nómadas quienes siguiendo su instinto protector llevaban sus bebés consigo atados a su cuerpo, tal como ocurre con múltiples especies del reino animal que cargan sus crías durante los primeros meses de vida, para asegurar su supervivencia.

Aunque algunos piensan que es una moda llevar a los bebés ‘encima’ y en contacto continuo con la madre, el porteo es en realidad una práctica milenaria y multicultural que ha garantizado la supervivencia de millones de niños en el mundo, especialmente prematuros, satisfaciendo sus necesidades innatas de vinculación y cuidados inmediatos.

Más allá de tendencias, el porteo está hoy recomendado por pediatras y especialistas de puericultura como un método efectivo por los múltiples Beneficios del porteo de bebés, para que los bebés se sientan seguros, se duerman rápidamente, lloren menos, creen vínculo de apego con sus progenitores y sean estimulados por el entorno natural y las actividades de rutina de sus portadores.

Adicional a los beneficios del porteo para los bebés, el porteo le permite a los nuevos papás retomar sus actividades sin descuidar sus hijos más pequeños, contribuyendo a que fortalezcan vínculo con los nuevos integrantes de la familia, y a que las rutinas del hogar tengan continuidad: pasear al perro, acompañar al hermanito mayor al paradero de la ruta escolar, ir a mercar, hacer ejercicio, etc. Algunos estudios han encontrado relación positiva entre la maternidad con porteo y menores índices de depresión postparto. El contacto con el bebé supone un incremento en los niveles de oxitocina, y prepara a la mamá o papá para estar más disponible a la intensa demanda de un recién nacido.

Un bebé pasa cerca de 40 semanas en la barriguita de mamá, escuchando todo el tiempo su voz, su corazón, sincronizados… ¿Qué otra cosa podría hacerlos sentirse tranquilos, seguros y tener el mismo efecto de cuando estaban en el vientre, que mantener esa cercanía?

Las madres que portean logran identificar rápidamente las necesidades del bebé, sin estar pendientes de horarios, beneficiando además la producción de leche y la lactancia materna a libre demanda.

Para los bebés, ser porteados aporta una larga lista de beneficios: tranquilidad, mejor calidad de sueño, mayor bienestar físico, además potencia el apego seguro (teoría de Apego de John Bowlby), facilita el desarrollo óptimo del sistema nervioso, mejora la adaptación al entorno, disminuye el llanto y como lo mencionamos anteriormente, favorece la lactancia materna.

 

Por si fuera poco, un porteo adecuado…

  • Previene las plagiocefalias posturales: (deformidad en el cráneo del bebé que se produce por permanecer mucho tiempo en la misma posición)
  • Protege el desarrollo de la columna: Cuando el bebé es porteado ergonómicamente, adopta naturalmente la posición de ‘ranita’ o “en C”. Cuanto más tiempo se mantenga esta postura fisiológica, mejor para su desarrollo.
  • Protege el desarrollo de la cadera y evita problemas como la displasia (afección en donde la articulación de la cadera no es normal)

 

¿Por qué se habla de porteo ergonómico?

Cuando hablamos de porteo ergonómico, nos referimos a un porteo que respeta la fisiología y fisionomía del bebé y del adulto, así como los tiempos de desarrollo psicomotor.

Fular, fular elástico, bandolera, mei tai, cargador, mochila ergonómica son algunos de los nombres de los portabebés ergonómicos más habituales y cada uno tiene unas características especiales, posiciones posibles, edad recomendada para su uso, así como pros y contras.

La mochila ergonómica es uno de los portabebés más útiles y prácticos, es rápido de utilizar, colocar, subir y bajar al bebé o niño. Para usar la mochila ergonómica no es necesario aprender una técnica específica y los bebés adquieren fácilmente la posición correcta en M o “ranita”.

Estas mochilas ergonómicas se diferencian de otras comerciales, ya que respetan la fisiología del bebé y resultan confortables tanto para el pequeño como para los padres. Se recomienda su uso a partir de los 6 meses.

Para los recién nacidos es mejor optar por el uso de un fular o bandolera. Al momento de usar el fular se deben tener conocimientos de cómo anudarlo. Colocarlo correctamente es sólo cuestión de práctica. Es un portabebés muy versátil y vienen en distintos tejidos, elásticos, no elásticos, largos y cortos.

La bandolera de anillas está formada por una tela larga y dos anillas. Este portabebés puede usarse desde el nacimiento hasta cuando se desee, es muy práctico y funciona para amamantar, realizar trayectos cortos, llevar al bebe que empieza a caminar y sube y baja, y es además muy fresco, perfecto para los días de más calor.

Por último, el Mei Tai es un portabebé ergonómico de origen oriental. Es un rectángulo de tela y consta de cuatro tiras que se anudan a la cintura, similar a una mochila con la diferencia de que se ajusta mediante nudos sencillos. El Mei Tai evolutivo permite graduar el ancho del asiento, de esta forma, se pueden adaptar bebés desde el nacimiento hasta los 4 años de edad.

Estas son las normas para un porteo seguro:

Poner al bebé idealmente en posición vertical, ya que en posición horizontal no se pueden mantener las rodillas separadas una de otra.

Se ha comprobado que si se coloca al bebé en una postura forzada con las piernas estiradas y juntas durante muchas horas al día podría aumentar el riesgo de desarrollar una displasia de cadera, es decir, una malformación congénita en  donde la cabeza del fémur no encaja adecuadamente en la articulación, lo que podría  provocar cojera y dolor más adelante al bebé.

No se ha visto ninguna relación entre la displasia de cadera y los portabebés ergonómicos, ya que mantienen las piernas separadas y permiten una movilidad libre de la cadera.

Esta es la postura correcta en M de las piernas con respecto a la cadera o postura de rana como suele llamarse:

 

 posicion correcta para cargar al bebe

 posicion correcta para cargar al bebe por edad

  • El porta bebé debe ir bien tenso, dando apoyo a todos los puntos de la espalda (si el bebé cae a un lado o se redondea en exceso, habrá que volver a tensar).
  • La cabeza del recién nacido o de un bebé dormido, debe ir firme pero suavemente sujeta contra el cuerpo del adulto.
  • El mentón del bebé debe ir separada del pecho para evitar riesgo de asfixia por bloqueo de vía aérea. Frente a la nariz del bebé debe haber espacio para que circule el aire, incluso si el bebé va con la frente apoyada en el adulto.
  • La región abdominal del bebé debe estar en contacto con el cuerpo del adulto, nunca el costado o la espalda. Así, el cuerpo del adulto evita que la cabeza del bebé se flexione hacia su pecho, evitando el riesgo de asfixia.
  • La cara del bebé siempre tiene que estar visible.
  • El adulto debe estar muy pendiente de que la boca y nariz no pegan contra el cuerpo del adulto y de que la respiración del bebé es rítmica.
  • El bebé queda a la altura correcta (las nalgas del bebé nunca deben ir por debajo de la región umbilical del adulto y, en bebés pequeños, que se le pueda dar un beso con comodidad en la cabeza pero no darle con la barbilla).

 

El Método Madre Canguro evidencia los beneficios

Método Madre Canguro (MMC), es un reconocido conjunto de acciones diseñadas para fomentar la salud y el bienestar de recién nacidos, especialmente niños prematuros. Consiste principalmente en mantener al bebé en contacto permanente, piel con piel, con su madre (ó cuidadores).

EL MMC (¡proyecto Colombiano!) ha logrado que bebés prematuros alrededor del mundo ganen peso, estabilicen su ritmo cardiaco, sincronicen la respiración con la de su madre, regulen su temperatura y lo más importante, que tengan acceso directo al pecho, beneficiando la lactancia materna. En algunas regiones apartadas y de bajos recursos, se implementa como sustituto del tiempo en incubadoras. Es recomendado por la OMS y en Colombia por MinSalud, quien regula el MMC como una de las principales estrategias de salud para fomentar el desarrollo de bebés prematuros.

Si bien el MMC ha estado vigente por décadas, su aplicación en países desarrollados aún es poca. Esto está cambiando y gracias a estudios realizados, los bebés que antes estaban aislados en una incubadora ahora pueden estar en contacto permanente con su madre; de esta forma, evolucionan mejor, están más tranquilos y se les da a ellas el beneficio y el poder de contribuir a la recuperación de sus hijos.

El porteo definitivamente facilita la vida y aunque no es necesario usar un porta bebé para que los bebés disfruten de todos estos beneficios (pues ya sabemos que solo basta con cogerlos en brazos) ¡sobran las razones para animarlas a portear!

 

Escrito por María Fernanda Mejía Castaño (Mamá Positiva) en colaboración con locosbajitos.co

 

 

Bibliografía:

https://uvadoc.uva.es/bitstream/handle/10324/5106/TFG-H66.pdf;jsessionid=346D52DFCEA507E93B878433ECA35A91?sequence=1

https://www.pediatriaintegral.es/wp-content/uploads/2015/03/Pediatria-Integral-XVIII-10.pdf#page=66

http://www.trances.es/papers/TCS%2006_1_3.pdf

https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/4847901.pdf

http://www.dynamicchiropractic.ca/mpacms/dc_ca/article.php?id=56644

https://www.carryingmatters.co.uk/wp-content/uploads/2017/12/Carrying-and-PND-Carrying-Matters-3-uai-516x730.png

https://ergobaby.com/blog/2018/03/how-babywearing-may-help-alleviate-postpartum-depression/

Dejar un Comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deberán ser aprobados antes de ser publicados