Preparar las finanzas personales para la llegada de un Nuevo Bebé.

Preparar las finanzas personales para la llegada de un Nuevo Bebé.

2/24/20

Estar en embarazo y tener un bebé, es una de las vivencias mas impactantes que tenemos las mujeres en nuestra existencia. Paralelo al crecimiento de nuestra panza (por solidaridad, ni hablemos del crecimiento de muslos, caderas, pecho y antebrazos), debemos ajustar nuestros gastos y ahorros para asegurar que estén disponibles los recursos que vamos a necesitar para la crianza feliz de nuestro(s) bebé(s).

Es común escuchar que un nuevo bebé cuesta mucho, y si bien es cierto que los gastos durante el primer año se aumentan bastante en casa, si planeamos bien nuestras compras y las hacemos acorde a las condiciones económicas de la familia, la economía familiar no debería verse afectada negativamente. ¿Nuestra propuesta? Compra menos, pero compra mejor. Te contamos un poco mas acerca de esta sencilla pero útil consigna, que nos repetimos a diario nosotras como mamás de LocosBajitos en nuestros hogares.

Compra menos, pero Compra mejor.

Cuando estamos en embarazo nuestra "compradora emocional" se activa. No hay osito de peluche que no pareciera que nos saluda ó nos guiñe el ojo desde una vitrina, ni cobija suavecita a la que no le pasemos la mano probando si será esa la indicada para abrigar a nuestros LocosBajitos. Imaginarl@s vistiendo ese tutú, camisa con minicorbatín ó la chaquetita de 10 cms de largo, nos acelera el corazón a papás, abuelos, tíos y amigos de la familia por igual.

Los mercaderistas conocen esta sintonía que tenemos como familias esperando bebés y presentan todo aún más suave, dulce, tierno... y ...¿preparada para el karma del presupuesto?... más 'Barato'.

Tentados, terminamos comprando cada fin de semana una cosita ó dos, y guardándolas en el clóset del bebé con emoción (no eres la única que se escabulle para ver su contenido con ilusión cada cierto tiempo).

Sin haber presupuestado un monto total que podremos gastar, ni haber hecho una lista de compras y gastos básicos, ya nos hemos gastado buena parte del presupuesto y no tenemos aún nada de lo que realmente necesitaremos.

Comprar Menos.

Cuando hablamos de "comprar menos", nos referimos entonces a comprar menos por impulso, a no llenar de cosas obsoletas nuestra casa -necesitarás dar otro uso a ese espacio, a ese dinero, y el planeta te agradecerá un consumo consciente-, y en lugar de esto, comprar por prioridades reales siguiendo un presupuesto, para tener a nuestro bebé en condiciones óptimas y gastar en esto lo que nuestro bolsillo familiar puede, sin excedernos (especialmente cuando los ingresos de nuestro hogar son limitados).

Comprar mejor.

Con respecto a "comprar mejor", nos referimos a comprar según las necesidades del bebé y la familia, pensando cada compra bajo tres criterios: que sean siempre productos Seguros + Durables + Funcionales, y no solo emocionales (no comprar solo porque es bonito).
.
Este punto es clave (y es nuestra obsesión en LocosBajitos.co) que lo que compres desde el principio cumpla a cabalidad con un propósito ¡que sean cosas que realmente solucionen! para que más adelante no tengas que estar comprando sustitutos que si funcionen ó si duren. ¿Recuerdas el presupuesto? la doble y triple compra para una misma necesidad es una de las cosas que drena la economía familiar cuando tenemos bebés.
.
No es raro para una mamá primeriza encontrarse a los 3 meses de nacido su bebé, con cosas como (ejemplos reales de mi propia primiparada) que el bebé no se alcanzó a estrenar ropa y ya la dejó por talla, que el bebé desarrolló alergias respiratorias y todos los muñecos de peluche y cobijas peluditas tuvieron que guardarse (nuevas) en cuarto útil, ó que el bebé no aceptó teteros de X marca, y se quedaron sin estrenar sets de teteros grandes y pequeños que había comprado en volumen durante el embarazo.
.
Ahora que aclaramos la consigna que te proponemos en LocosBajitos para manejar el presupuesto familiar con la llegada de un nuevo bebé, te presentamos algunos tips para alinearte con esta: 
.

1. Construye un presupuesto de gastos hasta el primer año de vida de tu bebé.

Creemos en el poder de la anticipación cuando de economía familiar se trata. No significa que a la llegada la semana 30 debas tener comprado todo lo que va a necesitar tu bebé hasta que cumpla su primer año, (para eso tendrás todo un año) pero tener la lista del año completo te dará una idea del gasto total que tendrá que salir de la familia durante este tiempo, y poder planear de dónde va a salir ese dinero para que no estén con insomnio la noche antes de la compra.

Los gastos familiares hasta el primer año de vida del bebé los clasificamos en 2 categorías gruesas: 

1.1. Lo que te queda del Embarazo y Parto:

  • Tus gastos: Piensa en ropa de embarazo, medicinas y vacunas, ecografías, exámenes diagnóstico especiales, vales y cuotas moderadoras ó gastos del parto a pagarle al Ginecobstetra y la clínica.
  • Medicina Prepagada del Bebé: Si cuentas con medicina prepagada, que la gran mayoría de compañías de medicina prepagada exigen que el bebé en gestación se afilie desde el embarazo, para muchas desde la semana 22, dependiendo de como cobren la salud de tu bebé en gestación, mensualmente podrías incluso duplicar el gasto de medicina prepagada que vienes pagando solo por ti ó tendrás que pagar un suplemento. Esto es importante para que al momento de un parto prematuro ó a término todos los procedimientos que pueda requerir tu LocoBajito estén cubiertos, y si nace con alguna condición congénita reciba tratamiento sin que se le considere una preexistencia que pueda quedar excluida de la cobertura. 

1.2. Los gastos del bebé:

Acá considera seis (6) grupos generales:
  • Equipos y muebles como son cuna y/ó corral, coche y/ó cargador, bañera, silla de comer, silla de carro. Si vas a alimentar a tu bebé con leche materna y debes regresar a trabajar, necesitarás un extractor de leche materna. No absolutamente necesario pero útil será tener una silla para bebés tipo Bouncer ó de vaivén para cuando necesitas hacer algo como bañarte, cocinar, etc, y deseas que tu bebé esté seguro mientras está fuera del alcance de tus manos, y un tapete antigolpes para cuando tu bebé esté en juego en el suelo acostado, sentadito ó gateador (todo esto se compra y se usa antes del año, aunque sean cosas que en un baby shower ni se consideran).
  • Ropa y linos del bebé: considerando lo más básico y funcional como sábanas de cuna, baberos, toallas de cuerpo, cobijas, sleepings, muselinas, y aquella ropa que usará en el día a día una y otra vez, (por favor!) sin incluir aquellas prendas que usará 1 ó dos veces como ropa formal ó zapatos. Si eres cristiana e iniciarás a tu bebé en la fé considera en la lista el atuendo de bautismo. 
  • Accesorios: chupos y teteros, vaso de transición, cuchara, cortauñas, cepillo de pelo, sacamocos, termómetro, cambiador de pañal, cepillo de lavar teteros, cepillito dental para bebé, esterilizador.
  • Vacunas: Si bien el Estado Colombiano ofrece la mayoría de vacunas gratuitas, muchos padres eligen actualmente no aplicarle a sus bebés la totalidad de las vacunas del estado, sino sustituir algunas por las famosas vacunas acelulares no cubiertas por el Ministerio de Salud. Estas vacunas pueden ser costosas para el esquema de vacunación completo, y una vez se decide iniciar con acelulares no se puede cambiar a las regulares mas adelante, pregúntale a tu pediatra sobre las vacunas del estado y las acelulares, infórmate, decide y presupuesta el gasto considerando que si te decides por las acelulares, algunas 'tandas' podrán costarte alrededor de $500,000.
  • Medicinas del bebé: Las medicinas del bebé serán difíciles de presupuestar con anticipación, pero casi con certeza tendrás que comprar unas diez en el primer año con frecuencia te recetarán algo para controlar gases y cólicos, fiebres, diarreas y vómitos, etc. Muchos pediatras acostumbran formular hierro a los bebés menores de 1 año. Todo esto suma, y no todo lo cubren las EPS, así que por lo menos reserva $100,000 trimestrales para este tema.
  • Consumibles: Fácilmente creemos que esto no hay que considerarlo en el presupuesto pues en nuestra mente es compra de supermercado, pero, sabías que un bebé en el primer año alcanza a consumir entre 2500 y 3000 pañales? Considera que cada cambio de pañal incluirá pañitos húmedos ó algodón, crema antipañalitis, para algunos hogares incluso bolsa plástica individual por pañal... multiplica y tendrás un gasto significativo. En esta categoría caen cremas humectantes de piel, shampoo/jabón de cuerpo especial para bebés, y para muchas mamás, leche de fórmula. 

¿Te das una mejor idea de por qué es necesario hacer un presupuesto? ¡Que no cunda el pánico! Sigue con nosotros en este artículo que te contaremos algunas estrategias para que el gasto sea menor y sea mas fácil de gestionar para la economía familiar.

2. Planea la financiación de los gastos de un nuevo bebé: ¿de dónde saldrá el dinero?

2.1 Recursos Propios

Como papás nos volvemos expertos en redistribuir los recursos que ingresan a nuestra economía familiar. Salarios, comisiones, primas legales y extralegales, utilidades, ponles el nombre que desees, todos estos ingresos son los que te permitirán financiar las necesidades de tu familia creciente. Calcula qué dineros ingresarán y estima la fecha, así podrás cruzar ingresos esperados con gastos esperados.

Ejm, la alimentación complementaria inicia a los 6 meses de edad del bebé, esto implicará una serie de gastos puntuales que no tendrás que hacer desde el embarazo pero puedes planear cruzarlos con un ingreso que estimas llegará para esa fecha, como una prima legal ó una comisión de ventas. 

2.2 A repensar los Baby Shower

En muchos sectores del país es tradición que se ofrezcan fiestas de baby shower para dar la bienvenida a un nuevo bebé que llega a la familia, a un grupo de amigos ó a la familia de un@ colega de oficina. En estas fiestas nos llenan de regalos comprados con muchisimo amor, pero que no siempre son los mas útiles y muchos terminan apilados sin uso.

No sé si solo me pasó a mi, pero en los baby shower nos llenaron de miniropa formal que tuve pocas oportunidades de ponerle a mi bebé, muchisima ropa talla 3 meses que no alcancé a estrenarle toda antes de que superara la talla, y cobijas y cobijitas de todos los colores, gramajes y texturas que también quedaron guardadas sin usar pues mi hijo hizo rinitis alérgica desde los 2 meses (y lo primero que nos prohibieron fue las cobijas peluditas).

Girando hacia un consumo consciente nuestra maternidad, en LocosBajitos proponemos que los regalos de Baby Shower sean orientados por la mamá para evitar las compras obsoletas. La mamá sabe qué necesita. 

Nos encantan las iniciativas en las que, quienes ofrecen los Baby Shower, se unen para comprarle al bebé uno de los equipos grandes (coche, corral, cuna, silla de carro, silla de comer, bañera) pues esto libera carga de gasto importante a la familia y será un regalo recordado y usado sin pausa durante toda la primera infancia del homenajeado.

También nos gustan los Baby Shower que se ofrecen hacia los 6 meses del embarazo, cuando la mamá puede disfrutarlos sin las incomodidades del tercer trimestre, y se pueden anticipar a comprar algo para el bebé que los papás no han comprado aún. Cuando los showers son el el tercer trimestre, con frecuencia la familia ya tiene todo lo que necesita, por lo que los regalos a veces duplican cosas que ya tenían (antiplanetario, antipresupuesto).

Un shower de menor compromiso en el que los invitados buscarán regalos pequeños puede tener regalos muy útiles, Nos llenamos de cobijitas y muñecos de peluche, pero ¿qué tal si estos regalos se cambiaran por un buen sacamocos? un termómetro? toallas de cuerpo? utensilios para alimentación complementaria (plato, cuchara, vaso, baberos)? Serían regalos que mas que tiernos servirán mucho a la familia y al nuevo bebé. 

Te invitamos ¡A repensar los baby shower!

2.3 Prepara tus líneas de crédito

Despeja con tiempo el cupo de tus tarjetas de crédito y créditos rotativos (no gastes a crédito lo que no necesitas), mantén un comportamiento crediticio impecable (¡paga a tiempo!), para que cuando lo requieras las entidades financieras estén disponibles para ti y puedas financiar tus necesidades sin insomnios. 

2.4 Ahorra

Si bien el primer año es el más difícil por la cantidad de cosas que comprarás, muchas de estas (si compras bien) te servirán en los años siguientes y eso hará que esos años sean mas ligeros en gasto. Sin embargo, con niños a bordo es bueno anticiparse a los gastos mayores, ahorra cuanto puedas, te hará mas fácil el ingreso a jardín, los viajes familiares y el ingreso a colegio. 

3. Comprar productos Seguros + Durables + Funcionales

En esto sentimos que está la clave. Cada vez que vamos a comprar algo, preguntarnos:

3.1 ¿Es un producto seguro para nuestro bebé?

No todos los productos lo son, las importaciones asiáticas de productos sin marca innundan nuestros Sanandresitos y almacenes de cadena de productos que tienen partes que pueden desprenderse fácilmente, empates de piezas de baja calidad que pueden romperse mientras nuestros bebés hacen uso de ellos, plásticos baratos que pueden contener ftalatos, BPA, plomo, entre otros.
Son temas que fácilmente se pasan por alto, mas que todo cuando vemos algo barato y bonito, pero que terminan por poner en riesgo el bienestar de nuestros hijos (ni hablar del gasto doble y triple). Este criterio debería ser prioridad al momento de comprar.
.

3.2 ¿Es un producto durable?

Con esta pregunta le apuntamos a dos tipos de durabilidad: (1) la buena calidad que permitirá que el ítem cumpla su objetivo por el tiempo necesario, y (2) la capacidad del producto para crecer con nuestros hijos por buen tiempo ó un tiempo tal vez muy limitado.  
  • Comprar productos de mala calidad, asegura que tendremos que volver a comprar el mismo item 2 y hasta 3 veces durante el tiempo que se requiera que el producto acompañe a nuestros hijos. Con la calidad volvemos a rondar lo costoso que es la doble y triple compra para una familia. Nuestros hijos necesitarán si o si algunos productos especiales como una silla de carro, un coche ó un corral para dormir.
  • Comprar productos que crezcan con nuestros hijos, es otro tipo de durabilidad a analizar. A nuestra generación de mamás y papás le tocó un planeta que sufre por el consumismo y la amplísima huella de carbono que cada ser viviente deja en él (contaminación + consumo de recursos), comprar productos evolutivos que se adapten a necesidades cambiantes de nuestros bebés en el tiempo, permitiendo no solo hacer un único gasto para amortizar durante buen tiempo, sino reducir la huella planetaria de nuestros LocosBajitos desde el inicio de sus vidas.
  • La máxima durabilidad se conseguirá cuando el producto no solo acompañará la infancia de tu hij@, sino que podrá ser usado por futuros hermanitos, primitos, miniamiguitos de la familia, vendido en segundas ó donado para que extienda su vida útil. Eso es lo que consideramos un producto Durable en LocosBajitos.co. Si te gusta esta idea, trata además de comprar cosas neutras de género, que bien podrías usarlas con tus hijos hombres ó mujeres sin conflicto, los fabricantes han apuntado en esta dirección en los últimos años y es común encontrar productos con énfasis en colores y estampados neutros. 

3.3 ¿Es un producto funcional?

Sabemos que caerás en compras emocionales y poco funcionales como el muñeco de peluche y el cuadro de animalitos para su habitación, todas lo hemos hecho. Esto es parte del proceso de anidar previo al nacimiento de nuestros hijos y la conexión que empezamos a sentir con ellos a través de la creación de su espacio y su ajuar.
Sin embargo, te invitamos a alinear esto con el presupuesto que te planteamos desde el inicio del artículo, para que lo que gastes sea primero lo imprescindible que realmente hará tu vida y la de tus hijos mas amable, que cumple con un objetivo dentro del día a día del bebé, y luego, si queda presupuesto disponible, si hagas las compras emocionales. 
.

Haciéndote estas tres preguntas podrás descartar muchos productos antes de llegar a caja registradora, consiguiendo enfocarte en los productos y servicios realmente importantes que harán de la crianza práctica y feliz para tus bebés y toda tu familia. 

4. Recomendaciones finales

Lo hemos cubierto todo. Bueno, casi todo lo que me viene a la mente queriéndote aconsejar sobre este tema. No quisiera cerrar sin antes mencionar una última estrategia que puedes considerar para reducir el gasto inútil: las cantidades a comprar por adelantado. 

Es común escuchar (ó leer) durante el embarazo que debes "stockiarte" de pañales, pañitos, teteros, cremas de pañal, etc. Pero no, no debes hacerlo, y te contaré mi experiencia con llenar nuestras casas como tiendas de abarrotes desde el embarazo. 

Los bebés tienen preferencias. Los bebés tienen alergias. Los bebés no son todos iguales. Si te adelantas mucho y compras cantidades de teteros, podrías encontrarte con que a tu hijo no le gusta esa marca. Si compras muchos pañales tal vez te encuentres con que tu hijo hace alergia a esa marca. Lo mismo pasará con leches de fórmula, con jabones de cuerpo, cremas y aceites corporales, etc. 

Permítete a ti y a tu LocoBajito ensayar con una cantidad moderada antes de comprometer una compra grande. En LocosBajitos solemos recomendar por ejemplo con los teteros, que las mamás de lactancia materna compren un único tetero de una marca la primera vez, ensayen con sus bebés, y si logran que estos acepten esa marca (forma, sabor, textura, movimiento y succión requerida) procedan a comprar sets, tetinas, etc. Lo mismo aplica para todos los demás productos de los que podrás necesitar cantidad importante. 

Con esto cerramos este artículo, y damos inicio a una serie de posts en los que te guiaremos en el proceso de compra consciente para tu maternidad, en el que te daremos pautas para que compres menos y compres mejor.

  

 

¿Te gustó?, ¿Te gustaría agregar alguna estrategia que te haya funcionado a la lista? ¡Comenta! ¡Nos encanta conocer tu opinión y experiencias.

 

 

Deja tu comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.