¡Dale vida a las vacaciones! Beneficios del Juego Activo

¡Dale vida a las vacaciones! Beneficios del Juego Activo

6/ 6/19

Ahora que están de vacaciones, seguramente tus niños tienen muchísimo tiempo libre. ¡Y cuántas oportunidades para jugar y divertirse por delante! Es muy importante para los pequeños descansar de los horarios, del cole y de las obligaciones que tienen durante todo el resto del año. Tú puedes ayudarlos a que esta época sea inolvidable para toda la familia, incluso si no tienen planeado salir de viaje.

 

La importancia del juego activo

 

En una época donde todos estamos hiper-conectados, muchos niños pasan muchas horas de ocio pegados a las pantallas: que la televisión, que la tablet, que los videojuegos, y si no hay nada más a mano, el móvil de papá y mamá que ellos llevan a cualquier sitio. No debería sorprendernos, entonces, que organizaciones como la OMS adviertan sobre la terrible epidemia de obesidad infantil que ha aumentado al punto de que ya afecta a más de 41 millones de menores de cinco años en todo el mundo.

 

Las consecuencias de la obesidad infantil son terribles, desde mayor incidencia de enfermedades cardiovasculares a enfermedades crónicas como la diabetes. Y las principales causas son dos: una alimentación poco saludable, con exceso de azúcares y alimentos procesados, y un estilo de vida sedentario. Por eso, además de ofrecerles a los niños desde el comienzo alimentos variados y saludables, es fundamental que tus hijos tengan múltiples oportunidades de involucrarse en juegos dinámicos, que los entretengan y los mantengan en movimiento al mismo tiempo: correr, saltar, treparse, ¡niños activos son niños sanos y felices!

 

¡Afuera es mejor!

 

Salir de viaje es una excelente oportunidad para que tus hijos se muevan: jugar a la pelota en la playa, dar largas caminatas para recorrer nuevos paisajes, o pasársela en grande entrando y saliendo del agua. Sin embargo, también si la familia se queda en casa se puede aprovechar los largos días del verano para disfrutar del aire libre. Si en casa hay patio o jardín, alienta a tus niños a que pasen largos ratos respirando aire fresco. Para divertirse alcanza con una soga para saltar, un columpio firmemente atado del árbol más fuerte, tizas para dibujar en el suelo u otros juegos para pintar.

 

Si vives en un departamento, la plaza o el parque pueden ser tus mejores aliados. Allí no solamente los niños tienen juegos para divertirse, como las barras, el tobogán o el sube y baja, sino que además tendrán la oportunidad de socializar y hacerse nuevos amigos. Aún si no tienes una plaza cerca, salir a jugar en la acera con un carrito, un balancín o un go-kart es una posibilidad, siempre y cuando esté un adulto cerca vigilando que nadie baje a la calle.

 

Incluso los niños más tranquilos, o los bebés que apenas están aprendiendo a gatear o a tenerse de pie pueden beneficiarse enormemente de pasar el día afuera, en contacto con la naturaleza. Observar las hojas de los árboles, escuchar el canto de los pájaros, o descubrir un camino de hormigas a sus pies, todo es una oportunidad para despertar su curiosidad y estimularlos a aprender. Con los más pequeños puedes aprovechar para hacer burbujas de jabón, jugar a bañar los muñecos o descubrir la textura de flores, piedritas y hojas. Si te preocupa que pueda estar en contacto con el césped o los insectos, siempre puedes recurrir a un práctico tapete de juego.

 

No todo ejercicio es deporte

 

Si tu hijo disfruta de los deportes, en las vacaciones puede seguir entrenando y divirtiéndose con su equipo de siempre. Sin embargo, algunos niños están demasiado cansados de la rutina del año como para seguir sometiéndose a horarios estrictos. En esos casos, o si tu hijo no es lo que se dice un gran deportista, te hará bien recordar que no hace falta que un niño compita para que se mantenga activo. Pueden retar su cuerpo con cualquier clase de juegos al aire libre para niños: el “marco-polo” en la piscina, arrojar y buscar el frisbee (un excelente juego para quienes tienen mascotas), hacer equilibrio sobre una tabla jugando a los piratas… ¡cualquier actividad que despierte su imaginación es bienvenida!

 

A jugar como en otros tiempos

 

“Suena maravilloso todo esto”, puede que estés diciendo, “Pero, ¿cómo le saco el celular o la tablet?”No es sencillo si tus hijos ya están muy habituados a las pantallas, pero tampoco es imposible. Piénsalo de este modo: no se trata de prohibir, sino de estimularlos a que elijan otro tipo de juegos. ¿Conocen tus niños la rayuela? ¿Jugaste alguna vez con ellos a las canicas? ¿Por qué no sugerirles un juego de escondite con toda la familia? Tal vez se entusiasmen con aprender a andar en bicicleta, volar una cometa o construir una casita en el árbol. Los juegos tradicionales, los que tú y tus hermanos jugaban cuando eran niños, nunca pasan de moda.

 

¿Dejarlos jugar, o jugar con ellos?

 

Para conseguir que los niños se involucren en un juego activo, ¿es preferible que tú lideres el juego? ¿O será mejor fomentar su independencia y dejarlos jugar solos? Ambas opciones son válidas, y no mutuamente excluyentes. Si tus hijos se muestran un poco reticentes al principio, invitarlos a jugar en familia puede ser la motivación que necesitan. Al proponer una actividad nueva, reserva un rato de tu tiempo (no demasiado, a veces alcanza con media hora) para involucrarte de lleno en sus juegos, sin mirar tu teléfono ni distraerte con otras cosas. Simplemente comparte un rato con tus hijos y diviértete con ellos.

 

Una vez que descubran el placer de jugar, ¡ya no querrán parar de hacerlo! Ellos podrán seguir jugando solos mientras tú tienes tiempo para los deberes de la casa o tus tareas: tan solo asegúrate de supervisarlos y de hacerles saber que estás disponible. Recuerda ofrecer agua fresca con frecuencia cuando los niños estén jugando al aire libre, así como bocadillos saludables, como frutas y verduras, para que recuperen energía.

 

No importa si la familia se va de viaje o si pasa las vacaciones en casa, cualquier escenario es ideal para crear en esta época recuerdos inolvidables en tus hijos. ¡Que este verano sea el más divertido para todos!

 

Por Mariana del Rosal, junio 2019

Dejar un Comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deberán ser aprobados antes de ser publicados