Postparto: 10 cosas que debes saber sobre Diastasis Recti

10/ 1/19

Es normal que en el postparto tu cuerpo no sea el de antes: sentir el vientre más fláccido es lo esperable después de que este se haya estirado durante nueve meses para albergar a tu bebé. Pero en ocasiones, la distensión abdominal puede implicar una condición conocida como diastasis recti, diastasis de rectos o diastasis abdominal. Aquí te contamos como reconocerla, qué consecuencias puede traer y de qué maneras se la trata.

  1. La diastasis recti no es una enfermedad y es más frecuente de lo que se cree

Empezaremos por tranquilizarte diciéndote que la diastasis recti no es considerada una enfermedad, sino una condición en la cual los dos músculos rectos del abdomen se separan entre sí más de la cuenta. Estos músculos (la clásica “tablita” abdominal) no solamente nos ayudan a tener un vientre plano sino también a sostener los órganos internos. 

Pues bien, resulta que es muy habitual que con el paso del tiempo, el sedentarismo, las malas posturas y, claro está, los embarazos, estos dos músculos –el derecho y el izquierdo- se separen en algún grado. De hecho, se calcula que hasta más de la mitad de las mujeres que atraviesan un embarazo la sufren en mayor o menor medida. En teoría, después de que nazca el bebé el cuerpo debería reacomodarse por sí solo, pero lo cierto es que esto no siempre sucede.

  1. Hay mujeres más propensas que otras a padecerla

De acuerdo con la Mayo Clinic, es más probable que sufra de diastasis recti una embarazada de más de 35 años, una mujer que da a luz a mellizos o a un bebé grande, y aquellas mujeres delgadas y de baja estatura. Por otro lado, también es más probable que la padezcan las mujeres que tienen dos embarazos muy seguidos, al no permitirle al cuerpo recuperarse del todo entre parto y parto.

  1. La diastasis recti puede aparecer por otras causas (además del postparto)

De acuerdo con la fisioterapeuta española Violeta González, algunas causas de la aparición de esta condición son el llevar una vida sedentaria, poco tono muscular en la pared abdominal, levantar peso excesivo, obesidad, haber tenido cirugías abdominales, ser propenso a la inflamación intestinal, gases, estreñimiento u otros problemas digestivos.

La diastasis abdominal no es exclusiva de las embarazadas o de las mujeres en el puerperio, sino que también puede aparecer en varones, y en bebés recién nacidos (más frecuentemente en los prematuros y en los bebés de ascendencia afroamericana). En los pequeños se puede observar la distención abdominal cuando aprenden a sentarse solitos y suele desaparecer sola, con el paso del tiempo. 

  1. Hay algunas cosas que se pueden hacer para prevenirla

Durante el embarazo, una de las medidas que puedes tomar para prevenir la diastasis recti es utilizar una faja abdominal, que te ayude a contener los músculos. También puedes continuar usándola en el postparto. A la hora de dormir, un cojín como soporte para tu barriga también puede ayudarte a estar cómoda. 

Mantenerte activa, realizando ejercicios aeróbicos que el médico te permita, también te ayudará a tener un mejor tono muscular. Por otro lado, puede servirte una alimentación saludable y balanceada para tratar de aumentar de peso solo lo justo y necesario. De todas maneras, la separación de los músculos durante el tercer trimestre es necesaria para permitirle crecer al útero, así que tampoco se puede prevenir por completo. Una vez que haya ocurrido, lo que se debe hacer es procurar reconocerla, para no empeorarla. ¿Cómo?

  1. Se la puede reconocer con una maniobra muy sencilla

¿Cómo puedes saber si efectivamente padeces de diastasis abdominal? Acuéstate boca arriba y presiona con dos dedos tu abdomen. Si al hacer fuerza (como un ejercicio abdominal clásico) sientes que los dedos se hunden como en un agujero, o si sientes que “algo” asoma por el agujero, entonces es que tienes diastasis. Es importante consultar con un fisioterapeuta para que te indique ejercicios adecuados y opciones de tratamiento, ya que algunos abdominales tradicionales podrían empeorar la condición en lugar de frenarla.

  1. No suele revestir de gravedad, aunque sí acarrear molestias

La buena noticia es que la diastasis recti suele ser inocua, esto significa que no trae complicaciones a tu salud. Sí puede provocar ciertas molestias, la más notoria suele ser el dolor lumbar o dificultades para levantar objetos pesados. Por supuesto que a muchas mujeres la diastasis les molesta por cuestiones estéticas, y ello puede implicar una consulta con un cirujano. Sin embargo, como explicaremos a continuación, no suele ser la solución más aconsejable. La única complicación que sí amerita cirugía es la aparición de una hernia.

  1. La cirugía no suele ser recomendable

Lo más importante para corregir la diastasis recti es el trabajo muscular, fortalecer el core como dicen los fisioterapeutas. La cirugía por sí sola, sin trabajo previo y posterior, no sirve, ya que esta consiste en introducir una malla sintética entre los músculos separados, o bien volverlos a unir entre sí. Si los músculos siguen débiles, se volverán a separar. La cirugía, entonces, solo se indica en casos extremos, y siempre acompañada de otros tratamientos destinados a fortalecer el suelo pélvico y el tono muscular de todo el abdomen. Si llegas a recurrir a cirugía, lo mejor será esperar al destete para programar la misma.

  1. La fisioterapia puede ayudarte mucho a mejorar esta condición

Un fisioterapeuta es el profesional al que debes recurrir para que te arme un programa de ejercicios. Con el entrenamiento adecuado, puedes frenar y hasta revertir en buena medida la diastasis recti (aunque no es una condición que se “cure”). Los ejercicios hipopresivos y el fortalecimiento del músculo trasverso del abdomen, así como algunas técnicas de pilates pueden serte de gran ayuda. No así los abdominales tradicionales, que en lugar de mejorar tienden a empeorar el problema.

  1. Hay otros tratamientos que también pueden ayudarte

El uso de fajas especiales tanto de día como de noche, así como los tratamientos de electroestimulación, pueden mejorar tu condición. Por otro lado, hemos visto que los problemas digestivos suelen estar asociados con la diastasis recti. Por ese motivo, te recomendamos beber suficiente agua durante el día, para prevenir el estreñimiento. También puedes tomar probióticos que mejoran la salud intestinal.

  1. Durante el postparto, sigue estas recomendaciones para no agravarla

Si estás transitando tu postparto y reconoces que padeces de diastarsis abdominal, la fisioterapeuta Marcelle Pinheiro recomienda estos consejos que puedes implementar hoy mismo.

  • Durante el día, procura mantener una buena postura, tanto al estar de pie como al sentarte.
  • Procura que tu ombligo se mantenga lo más cerca de la espalda posible, metiendo la barriga hacia dentro y manteniendo esta contracción a lo largo del día.
  • No dobles el cuerpo hacia delante. Si debes levantar al bebé o tomar algo del suelo, recuerda hacer la fuerza con tus piernas, no con el tronco.
  • Utiliza una superficie alta para cambiar al bebé. Si solo puedes cambiarlo sobre la cama, arrodíllate en lugar de inclinarte.
  • El uso de faja, si bien está aconsejado, no reemplaza la necesidad de fortalecer los músculos. Un core tonificado es la mejor faja que puedes llevar puesta las 24 horas del día.

Mucha paciencia, perseverancia ¡y auto aceptación también! Esas son las claves para sortear la diastasis recti, así como otras molestias que pueden surgir en el postparto.

Por Mariana del Rosal, octubre de 2019


Fuentes consultadas:

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001602.htm

https://www.tuasaude.com/es/diastasis-abdominal/

https://www.fisioterapia-online.com/articulos/diastasis-de-rectos-que-es-como-la-soluciono

https://www.ensuelofirme.com/diastasis-abdominal-que-es-y-como-solucionarla/

https://www.webconsultas.com/embarazo/el-posparto/que-es-la-diastasis-abdominal-o-de-rectos-causas-y-sintomas

https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/pregnancy-week-by-week/expert-answers/diastasis-recti/faq-20057825

https://www.hola.com/ninos/2014111875087/diastasis-embarazo-que-es/

Dejar un Comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deberán ser aprobados antes de ser publicados