STEM: tendencia en juegos para niños

8/ 7/19

Que los niños de hoy pasan demasiado tiempo delante de las pantallas, que las calificaciones en ciencias duras y matemática están por el suelo, que a nuestros hijos cada vez les cuesta más socializar y jugar en equipo… ¿Todo ello te preocupa? ¿Y si te dijéramos que existe una respuesta única para todos estos problemas? En los últimos años, han cobrado fuerza los juegos educativos o juegos de ciencia conocidos por la sigla STEM (en inglés, iniciales para ciencia, tecnología, ingeniería y matemática). En este artículo te contaremos en qué consisten y cuál es su impacto en el desarrollo de bebés y niños preescolares.

¿En qué consisten los juegos STEM?

Se habla de juegos o juguetes STEM para referirse a todos aquellos productos que incentivan la curiosidad de los niños, que promueven el aprendizaje de conceptos y destrezas propios de las ciencias duras (matemática, física, ingeniería, biología, etc.) a la vez que, por ser juguetes, los mantienen divertidos. No se proponen “educar” al niño, sino facilitar el aprendizaje mediante el juego libre, la exploración y la manipulación de diferentes elementos en busca de un objetivo. Un niño que juega con este tipo de juegos se está enseñando a sí mismo conceptos tan diversos como el lenguaje binario de programación, los principios de la mecánica, o la multiplicación, al tiempo que juega y se entretiene.

Y no se trata de vender juegos hipertecnológicos. Olvídate de la muñeca que habla por el celular y camina con baterías, o del perrito mecánico que mueve la cola. Hace tiempo se viene hablando de que cuanto más hace el juguete, menos debe hacer el niño: por eso las habitaciones de los chicos de hace veinte años quedaban atiborradas de juguetes que, una vez pasada la novedad, no se volvían a usar, porque en definitiva resultaban aburridos. En cambio, los juguetes educativos STEM los deleitan durante largas horas porque representan un verdadero desafío para la mente del niño, que cuanto más tiempo pase jugando y desarrollando las habilidades que promueve el juguete en cuestión, más entretenido lo encontrará. 

STEM, STEAM y más

Así como la sigla STEM se emplea masivamente en los juguetes de esta línea, también puedes encontrar quienes hablan de STEAM (se agrega la A, porque también promueven las artes, la inteligencia visual y la creatividad). Hay quienes agregan la R (de Reading, o sea, lectura o bien Robotics, robótica) y los convierten en juegos para niños STREAM. 

Como culturalmente las niñas han sido más relegadas que los niños en estos campos, también hay fabricantes de GEMS, que son juegos STEM orientados en particular a que las niñas descubran y desarrollen sus capacidades en ciencia, tecnología y matemática, áreas donde se tiende a calificarlas por debajo de sus pares varones por cuestiones culturales que hoy, afortunadamente, están cambiando. Sin embargo, desde nuestra opinión, aún cuando las intenciones sean las opuestas, tal vez etiquetar una línea de juegos de ciencia como específicos para niñas sea otra forma de seguir perpetuando estereotipos de género en los juguetes. Lo mejor sería abandonar de una vez por todas estas etiquetas, que hasta no hace tanto tiempo llevaban a los fabricantes a pintar de rosa las cocinitas y las tablitas de planchar en miniatura…

STEM en la escuela

En un estudio reciente sobre juegos STEM, las académicas Portnoy y Schrier analizaron cómo los juegos pueden ser diseñados para enseñar a cualquiera: desde los bebés y los niños preescolares hasta los estudiantes universitarios, los adultos mayores y los ancianos. Muchos términos se han empleado para describir este tipo de juegos, desde juegos educativos, juegos de ciencia, juegos serios, o “gamificación”. De cualquier modo, se trata de juegos específicamente diseñados para enseñarle a una audiencia en concreto determinadas habilidades, temas, conceptos, actitudes o comportamientos. 

Los juegos, dicen estas autoras, son sistemas dinámicos que ayudan a contextualizar significados y simular la complejidad de cualquier campo relacionado con las ciencias. Por eso, cada vez más maestros están valorizando las propuestas del mercado de juegos y juguetes y llevándolos a sus clases para impartir y reforzar los conocimientos trabajados: por ejemplo, después de dar una clase sobre los principios de la electricidad, los niños pueden aprovechar lo que aprendieron y construir su propio circuito electromagnético. 

Aprender jugando

Para que un juego STEM funcione, no alcanza con que sea educativo: para el caso, bastaría con obsequiar un libro, ¿cierto? Los juguetes STEM ayudan a los niños y a los bebés a pensar precisamente porque son eso, juguetes. Y resultan atractivos por sus colores, su diseño y su funcionalidad. Los pequeños adquieren una nueva destreza o un conocimiento cuando lo necesitan para cumplir un objetivo, para resolver un problema determinado. Una vez que el niño manipula las piezas, va descubriendo la manera de conectarlas entre sí y aprendiendo sobre causa y efecto, obtiene una recompensa producto de su aprendizaje. Esto también le refuerza su autoestima y autonomía.

Así, existen divertidos rompecabezas magnéticos donde el niño podrá aprender a combinar las piezas siguiendo diferentes diseños y aprendiendo acerca del magnetismo, la física y la geometría; o juguetes STEM para los más pequeños con divertidas figuras 3D de dinosaurios u otros animalitos con los que un niño pequeño se encariñará muy rápido y querrá volver a armarlos una y otra vez, para lo cual deberá aprender a usar tornillos y destornilladores. 

O, para que aprendan de informática sin necesidad de estar frente a la pantalla, existen juguetes STEM como robots para enseñarles a codificar, juegos de mesa con cartas, o tableros y laberintos magnéticos que desarrollan pensamiento crítico sin necesidad de tantas lucecitas y ruidos molestos.

Diferentes soportes, mismos principios

Tampoco hay que demonizar los videojuegos, que cada vez más se consideran una forma más de aprender. Existen juegos STEM en video, que bien aplicados, pueden reforzar lecciones escolares y que cada vez más docentes están llevando a las aulas. Pero para ello es preferible que los niños ya estén en edad escolar, ya que con los más pequeños es fundamental fomentar la motricidad fina y darles la oportunidad de manipular materiales diversos: madera, plástico, imanes, cartas, siempre cuidando que sean seguros (es decir, que no contengan elementos tóxicos). 

Por cierto, no hace falta que un juego sea novedoso para ser STEM, ya que hay juegos para niños clásicos como los ladrillos para construcción, o los aros para ensartar, que ya lo son sin necesidad de que cuesten un dineral ni de que apliquen las más recientes tecnologías. Lo que todos los juegos de ciencia tienen en común es que no se limitan a deslumbrar al niño con colores o ruidos, sino que fomentan su pensamiento crítico, su imaginación y el desarrollo de diferentes estrategias.

¡Adiós al estereotipo del científico antisocial!

Por último, cabe destacar que los juegos STEM o STEAM tiran abajo la imagen popularizada del “niño-genio” que se la pasa estudiando aislado de sus pares y no tiene amigos. Los juegos de ciencia estimulan en paralelo otras capacidades, como el trabajo en equipo, la sociabilidad, la empatía y el intercambio de opiniones. Muchas veces, los niños deben cooperar –no competir- para resolver un problema o lograr una mejor construcción. Al trabajar juntos, mejoran su comunicación y sus habilidades sociales.

Ahora que conoces el valor que tienen estos juegos educativos, ¿no te dan ganas de sentarte con tus hijos para jugar con ellos? ¿Cuáles juguetes STEM ya tienes en casa?


Por Mariana del Rosal, agosto 2019

Fuentes:

https://ris.utwente.nl/ws/portalfiles/portal/125725690/Journal_of_Games_Self_amp_Society_1551710738._print.pdf#page=78

https://leftbraincraftbrain.com/best-stem-games-list-kids/

https://online.maryville.edu/computer-science-degrees/stem-games-kids/

https://www.robotsparaninos.com/que-son-juguetes-stem/

https://www.fabricajuguetes.com/blog/el-futuro-y-los-juegos-se-orientan-al-stem/

Dejar un Comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deberán ser aprobados antes de ser publicados