Tus dudas sobre Neurodiversidad, resueltas

12/ 4/19

Neurodiversidad, trastorno del espectro autista (TEA o CEA), Asperger, ¡niños con capacidades diferentes!… por fortuna, cada vez más estos temas están en boca de todos. Los sistemas educativos de todo el mundo están comenzando a hacerse eco de las necesidades de estos niños y de sus familias, y preparándose para recibirlos como lo merecen. Si tú también quieres contribuir a hacer del mundo un lugar más inclusivo y más amable, aquí te traemos algunas respuestas a las preguntas más frecuentes sobre este asunto que nos concierne a todos.

¿A qué se llama “neurodiversidad”?

Este término se emplea desde hace unos años para implicar que las diferencias en el cerebro humano son variaciones normales, y que no constituyen un déficit ni una patología. Justamente la comunidad autista comenzó a impulsar el uso de esta palabra para que se los deje de estigmatizar, al considerar que el espectro autista y otras condiciones como la dislexia, el TDAH (hiperactividad) u otras realidades psicológicas forman parte de la variedad dentro de la especie humana y que no deben patologizarse ni medicarse porque sí. El empleo del término implica aceptar las diferencias entre nosotros, como algo que no nos limita sino que nos enriquece.

¿Es el autismo una enfermedad?

Justamente, el hecho de hablar de neurodiversidad implica dejar de considerar al autismo como una enfermedad o patología. Para empezar, no se conocen sus causas (aunque se sabe que hay cierto componente hereditario y por cierto, que las vacunas no tienen nada que ver). Tampoco genera una disminución en la expectativa de vida de la persona autista, ni necesariamente implica una discapacidad, ya que muchos quienes viven con autismo consideran que hasta tienen algunas ventajas en lo cognitivo. Por otro lado, quienes están dentro del espectro autista se oponen a considerar que deberían recibir una “cura” a su condición. 

Psicólogos como la norteamericana Devon MacEachron insisten en la importancia de no etiquetar a las personas: “Dis- significa nosinmenosDescribir a alguien como "discapacitado" implica que no tiene capacidad. Decir que alguien es "disfuncional" implica que no funciona (…) describirlos en términos tan negativos no los ayuda a encontrar y desarrollar aquello para lo que tienen "capacidad"”. En todo caso, son las personas neurotípicas, y las instituciones sociales (como el sistema de salud y, sobre todo, la escuela) quienes deben aprender a aceptar estas formas diferentes de ver el mundo y a valorarlas, en lugar de estigmatizarlas.

¿Por qué se habla de “espectro autista”?

Se habla de “trastorno del espectro autista” (TEA) o, más apropiadamente “condición del espectro autista” (CEA) porque el autismo puede darse en grados muy diferentes, presentando una gran variación de persona a persona en sus características, formas de comunicarse y de interactuar, etc. De hecho, este es otro argumento para no considerar al autismo como una enfermedad, ya que el espectro engloba tanto a niños que no han adquirido lenguaje verbal y que tienen muchas dificultades para controlar sus impulsos, como a otros que pueden desempeñarse socialmente y adquirir las herramientas necesarias con ayuda de las terapias adecuadas. Se habla de autismo de alto rendimiento para referirse a estas personas, entre las que se encuentran quienes tienen el ya conocido Síndrome de Asperger.

¿Cómo se puede detectar precozmente el autismo en un niño pequeño?

Es difícil llegar a un diagnóstico certero ya que el autismo no se presenta de la misma manera en todas las personas, y suele confundirse con otros trastornos del desarrollo. Las mayores diferencias con niños neurotípicos suelen presentarse respecto al lenguaje y a la adquisición de habilidades sociales, por eso no se suelen percibir antes de que el bebé tenga por lo menos un año de edad. Algunos síntomas precoces que pueden indicar TEA son:

  • El niño no establece contacto visual con los adultos de su entorno.
  • No responde cuando lo llaman por su nombre.
  • No utiliza gestos (como saludar con la mano, señalar, etc.)
  • No suele tener expresiones faciales reconocibles o adecuadas.
  • No manifiesta interés o entusiasmo por jugar con sus padres.
  • Se centra todo el tiempo en una misma actividad, que cautiva todo su interés por períodos prolongados.
  • Realiza gestos repetitivos (mecerse, acunarse).
  • Hipersensibilidad a algunos estímulos sensoriales (auditivos, olfativos, táctiles).

¡Atención! Ninguna de estas características por sí sola es señal indiscutida de TEA –ni de ningún problema en el desarrollo necesariamente. En todo caso, sí debería ser motivo de conversación con el pediatra. Por otro lado, como las personas con TEA no presentan nunca exactamente los mismos síntomas, lo mejor es hacerle caso a los propios instintos y, ante la duda o la sensación de que algo atípico ocurre con nuestro hijo, hacer una consulta profesional.

¿Puede un niño con TEA recibir educación común?

Los niños con TEA suelen recibir terapias y tratamientos definidos de manera individual, según las características personales de cada uno. Algunos, por ejemplo, necesitan terapia del lenguaje, otros se enfocan en terapias motoras, o en el desarrollo de habilidades de socialización. 

Sin embargo, si bien mucho depende del grado de autismo de cada niño, cada vez más se pone el énfasis en que los niños del espectro no reciban únicamente una educación especial, sino que se integren a la escuela de manera que puedan participar de las clases junto con niños neurotípicos de su misma edad. Esto les permite adquirir herramientas de sociabilidad para desempeñarse en el mundo, a la vez que todos los alumnos se benefician por aprender a convivir con compañeritos con diferentes capacidades, valorando las diferencias en lugar de estigmatizándolas, y enfatizando aquello que todos tenemos en común. Se suele recurrir a maestros integradores que ayudan a que cada niño alcance su mayor potencial con los recursos que tiene, a la vez que se trabaja para distinguir entre una mera integración de la auténtica inclusión.

¿Por qué se escogió el color azul para hacer referencia al autismo?

Desde 2007, la ONU designó al 2 de abril como el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, y desde entonces, el mes de abril en muchos países está dedicado a generar conciencia sobre esta condición. El símbolo del autismo suele ser una pieza de rompecabezas de color azul, y muchas personas eligen vestirse de ese color como señal de solidaridad. El color azul para muchos tiene que ver con el mar, que puede ser variable: pasar de calmo a tormentoso. La pieza de rompecabezas hace referencia a las diferencias, que no deben separarnos sino complementarnos. Sin embargo, a algunas personas autistas les molesta este símbolo porque hace énfasis en la diferencia más que en la inclusión, y han optado por representar el autismo con una mariposa, señal de la metamorfosis, el crecimiento, la transformación.

¿Qué puedo hacer para ayudar?

Si en tu entorno hay niños con autismo –por ejemplo, en el grupo de amigos de tus hijos, o entre tus familiares- lo primero que debes hacer es ponerte en el lugar del otro: comprender que ese niño, esa niña, no eligen comportarse de una manera determinada porque “les falten los límites” o “para llamar la atención”. Una palabra, un gesto cordial, puede ser lo que esa familia está necesitando. Aceptar al otro como es, invitarlo a los cumpleaños, interesarte por su conversación aunque pueda parecerte monotemática, no forzarlo a interactuar si no quiere. Y, sobre todo, hablar con tus hijos acerca de las diferencias que nos enriquecen como especie humana. Como dice Julia Moret, madre de un niño con síndrome de Asperger y autora del libro La música que llevamos adentro, “todos somos únicos y tenemos algo para aportar. Seamos amables. No hablemos de inclusión: hagámosla parte de nuestra vida”.

Por Mariana del Rosal, noviembre de 2019


Fuentes utilizadas:

https://asociacioneducar.com/neurodiversidad-aula

https://www.understood.org/es-mx/friends-feelings/empowering-your-child/building-on-strengths/neurodiversity-what-you-need-to-know

https://psicologiaymente.com/clinica/neurodiversidad

https://medicablogs.diariomedico.com/laboratorio/2015/09/19/neurotipico/

https://medlineplus.gov/spanish/autismspectrumdisorder.html

https://www.vivosano.org/dudas-frecuentes-sobre-autismo/?gclid=Cj0KCQjwr-_tBRCMARIsAN413WTP1nnlTlSZK3P8UjsyL20_A0k--2feLm7sSIJX4NGvMxeD6sZr78oaAlHMEALw_wcB

https://www.infobae.com/america/ciencia-america/2018/08/07/neurodiversidad-el-movimiento-para-que-el-autismo-la-dislexia-y-el-tdah-no-se-consideren-discapacidades/

https://neuropediatra.org/2016/04/01/neurodiversidad-autismo/

https://www.universidadviu.com/como-enfocar-la-educacion-de-los-ninos-con-trastornos-de-espectro-autista-tea/

https://www.healthychildren.org/Spanish/health-issues/conditions/Autism/Paginas/early-signs-of-autism-spectrum-disorders.aspx

Deja tu comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.